EE. UU.

HIGH SCHOOL PROGRAMME

EL SISTEMA EDUCATIVO NORTEAMERICANO


Estados Unidos tiene el sistema educativo más diversificado del mundo, con escuelas públicas y privadas.

Alrededor del 90 por ciento de los estudiantes en los Estados Unidos completan la escuela secundaria.

También tienen un mayor porcentaje de graduados universitarios (más del 50 por ciento) que muchos países. Muchas universidades estadounidenses y otras instituciones de educación superior son reconocidas internacionalmente y en sus escuelas conviven estudiantes extranjeros de todos los rincones del mundo.

La educación a tiempo completo es obligatoria en todos los estados e incluye a los hijos de ciudadanos extranjeros que residen permanente o temporalmente en los Estados Unidos por un mínimo de un año. La escolaridad obligatoria generalmente comienza a los seis años y continúa hasta entre los 14 y los 18 años, según el estado.

En los Estados Unidos la educación es principalmente responsabilidad de los estados y distritos individuales. En consecuencia, los estándares y requisitos de educación varían considerablemente de estado a estado y de distrito a distrito. A las escuelas públicas (estatales) primarias y secundarias asisten alrededor del 90 por ciento de los estudiantes. El otro 10 por ciento asiste a escuelas privadas de pago, la mayoría de las cuales son escuelas parroquiales patrocinadas por la iglesia (a menudo católicas).

El número de estudiantes que se matriculan en escuelas privadas ha disminuido durante las últimas dos décadas.

La educación formal comprende tres niveles: elemental, secundario y superior. La escuela secundaria generalmente consiste en:

  • Middle School (grados 6-8, de 12 a 14 años)
  • High School (grados 9-12, de 14 a 18 años)

Un aspecto único del sistema educativo de los Estados Unidos es el alto grado de participación de los padres. El “poder de los padres” no solo se acepta, sino que es bienvenido y alentado a través de las asociaciones locales de padres y profesores y las asociaciones de hogares y escuelas adjuntas. Se reúnen regularmente y se ocupan de muchos asuntos escolares, incluidos el plan de estudios, las instalaciones, el horario escolar y las actividades y programas extracurriculares.

Se anima a los padres a asistir a las reuniones y mostrar interés en la escuela y la educación de sus hijos (también es una buena manera para que los recién llegados hagan amigos).

Las escuelas organizan días para padres, noches de “regreso a la escuela” y conferencias de padres y profesores, donde los padres y docentes se pueden conocer y conocer también la escuela de sus hijos.

Las clases son concebidas como espacio de diálogo y la exposición personal de los estudiantes tiene mucha importancia, por lo que se valora especialmente los proyectos y trabajos personales, mientras que los exámenes suelen ser de tipo test y tienen menos valor.

PROGRAMA J1

EN HIGH SCHOOL PÚBLICOS

El programa J1 está diseñado para proporcionar a los estudiantes una experiencia cultural y académica integral dentro de un entorno familiar.

Se trata de un programa con unos requisitos y unas condiciones muy específicas que han de ser respetadas rigurosamente. El programa dispone de un número de plazas muy limitado y se debe realizar la inscripción con la máxima antelación posible.

En este programa no se puede elegir destino, y tendrá que aceptarse el colegio y familia que se le haya asignado al alumno en cualquier estado del País.

El programa J1 ofrece al estudiante internacional la posibilidad de cursar una estancia en un centro público norteamericano, experimentando por sí mismo el sistema educativo del país, la lengua y la cultura de los Estados Unidos.

Es el programa oficial subvencionado por el gobierno del país, a través del US Department of State y el CSIET (Council of Standards for Educational International Travel).

Estos organismos establecen las condiciones que han de cumplir los estudiantes que quieran participar y disfrutar de la experiencia, por lo que los requerimientos son fijados por las instituciones públicas y, en cualquier caso, la aceptación del estudiante en el programa dependerá del nivel de adecuación a los estándares del gobierno norteamericano.

El centro

Los programas del visado J1 se llevan a cabo en High School Públicos que trabajan junto a las instituciones gubernamentales para acoger a estudiantes internacionales.

No imponen criterios propios de aceptación, sino que son las autoridades quienes establecen los parámetros. Todos los centros están orientados a la puesta en práctica de los conocimientos aplicados, impulsando a los alumnos a tomar decisiones por sí mismos y fomentando la comunicación para impulsar el trabajo en equipo.

Se valora ampliamente la vida en comunidad, así como el esfuerzo personal.


Los estudiantes del High School pueden configurar su propio itinerario formativo, ya que la mayoría de las asignatura son optativas, y también puede elegir su formación teniendo en cuenta sus propios intereses y planes de futuro, siempre y cuando sean compatibles con los requisitos de convalidación en nuestro país.

LA VIDA DE LOS JÓVENES

La vida de los jóvenes suele girar en torno a su participación en la vida del centro, siendo el epicentro de muchas actividades académicas, deportivas y sociales de la comunidad.

En este programa, no existe la posibilidad de elegir el centro, aunque es necesario señalar que los High Schools del programa J1 tienen características similares y ofrecen un programa académico y deportivo adecuado.

EL DEPORTE

El deporte es una parte fundamental de la vida y de la comunidad del centro: cada especialidad se practica en una época del año escolar, lo que permite a los estudiantes participar en más de una disciplina.

Así mismo, se anima encarecidamente a los estudiantes a participar en el mayor número de actividades sociales para fortalecer la vida en comunidad.

La mayoría de nuestros centros cuentan con clubs especializados, clases y todo tipo de extraescolares que ayudan a nuestros estudiantes a integrarse al máximo.

LA FAMILIA ANFITRIONA

LOS ESTUDIANTES SE ALOJAN EN FAMILIAS ANFITRIONAS

que se convierten en una parte central del programa, donde el participante puede experimentar las costumbres del país en primera persona y convertirse en un miembro más de la familia.

Es necesario señalar que esta convivencia potencia la madurez e independencia del estudiante. Todas ellas son seleccionadas por nuestros coordinadores locales entre todas las familias que muestran interés por acoger a estudiantes internacionales.

La acogida se realiza de manera voluntaria y altruista, donde la principal motivación es compartir la forma de vida, el hogar o la cultura del país, así como enriquecerse de las aportaciones culturales del estudiante internacional.

PROGRAMA F1

EN HIGH SCHOOL PÚBLICOS

EN HIGH SCHOOL PRIVADOS

EN INTERNADOS (Boarding Schools)

El programa F1 en sus distintas variedades es muy similar al programa J1. La diferencia más importante radica en que las familias no son voluntarias, reciben una asignación económica semanal

y los centros actúan como instituciones independientes, donde la matriculación tiene un coste que varía según el estado donde se encuentre. Los requisitos de participación, por tanto, no están regulados por el Gobierno sino por el distrito escolar y el centro en sí mismo.

Esto permite que el programa sea mucho más flexible que el programa J1.

Centros

Los centros son institutos públicos o privados que tienen la capacidad de aceptar estudiantes internacionales y emitir los certificados para la obtención del visado y cuentan con un cupo de estudiantes internacionales que pueden matricular libremente, es decir, sin intervención gubernamental.

El objetivo detrás de este tipo de programas es ofrecer al estudiante internacional, la posibilidad de contar con una experiencia formativa norteamericana adaptada a sus necesidades específicas.

 

Con una importante red de distritos educativos, los programas de SyG ofrecen a los estudiantes participantes la oportunidad única de elegir el área donde quieran estudiar. Ya sea en una ciudad cosmopolita como Chicago o en un área más única como Tennesse, el programa F1 ofrece una oportunidad adaptada para estudiar en el sistema público o privado norteamericano.

La elección especifica de zona y centro depende, siempre, de la disponibilidad, y el precio de los mismo puede variar según los elegidos.

ALOJAMIENTO EN FAMILIAS ANFITRIONAS

NUESTROS ESTUDIANTES

son alojados en familias anfitrionas cuidadosamente seleccionadas por nuestro coordinador local, entre aquellas que muestran interés en el intercambio cultural del estudiante, haciendo que sus estancia y experiencias sean únicas. Las familias de este tipo de programas perciben una pequeña cantidad económica que, en ningún caso, es el motivo principal para la participación.

¿Quieres escoger dónde vivir el mejor año de tu vida?

En nuestros programas en EE. UU tienes la posibilidad de escoger donde quieres vivir tu experiencia.

Escoger el área de EE. UU. en el que te gustaría estar es una oportunidad que ofrecemos a nuestros estudiantes para que ellos puedan elegir la región de los EE. UU. donde desean ser ubicados.

Las zonas entre las que se pueden escoger son 4:

  • ESTADOS OESTE
  • ESTADOS CENTRO
  • ESTADOS SUR
  • ESTADOS ESTE

Los estudiantes también pueden establecer una preferencia de estados. Pueden seleccionar tres estados por orden de preferencia, excepto Hawái y Alaska. Hay que tener en cuenta que los estudiantes solo pueden elegir una preferencia regional o una preferencia estatal y no ambas. La preferencia estatal y regional no es una garantía.

Si la elección del estado no está disponible, será notificado en el momento de la aceptación. Es importante tener en cuenta que no podemos garantizar la ubicación en la región o estados seleccionados. Si no se acepta una preferencia, no se cobrará una tarifa adicional.


CUESTIONES PRÁCTICAS

COORDINADOR Y ASISTENCIA

El coordinador es el responsable del alumno en destino. Él es quien realiza la selección de la familia y la matrícula en el colegio y está siempre disponible para ayudar al alumno en todo lo que necesite.

A la llegada, el coordinador se encarga de la orientación en el centro, la compra de uniformes, libros y material escolar. Está en contacto con el tutor y sus profesores y aconseja a los alumnos sobre sus estudios.

Nuestros coordinadores cuentan con amplia experiencia trabajando en estos programas, por lo que están acostumbrados a trabajar con estudiantes españoles y atienden al estilo de vida y costumbres españolas, rasgo ideal para solucionar cualquier tipo de dificultad que los estudiantes puedan tener durante su estancia en el país anfitrión. El coordinador sigue muy de cerca la adaptación del alumno en la familia anfitriona.

En este sentido, el estudiante mantiene una constante comunicación con su coordinador y puede comentar con él todos los aspectos relacionados con su estancia: familia, colegio, su propio estado de salud, de ánimo…

El coordinador enviará un informe escolar sobre el grado de adaptación del estudiante a la familia, la cultura y las costumbres.

SUPERVISIÓN EN EL CENTRO ESCOLAR

En el colegio, los alumnos tienen a su tutor como figura de referencia para ayudarles en la adaptación.

Además, nuestro coordinador local mantiene un estrecho contacto con los estudiantes y lo tendrán siempre disponible.

Estas personas suelen ser las encargadas de acompañarlos al médico o a cualquier otro tipo de salida que precisen.

ADAPTACIÓN, COMUNICACIÓN Y VISITAS

Es muy importante comprender que estos programas no sólo repercuten en el participante, sino que lo hacen también en toda su familia.

La experiencia gestionando este tipo de programas, nos ha brindado la oportunidad de compartir con la familia de los participantes sus impresiones, sentimientos y sensaciones. De esta manera hemos podido comprobar que la familia española también pasa por un proceso de adaptación, el cual debe superar tan pronto como sea posible para así transferírselo al participante.

En este sentido, el exceso de comunicación con el alumno, vía teléfono o internet no es aconsejable. Se entiende que mantener el contacto una vez a la semana es suficiente. Una excesiva comunicación no ayuda a la adaptación del alumno e incluso interfiere en su vida familiar en el país de destino, por lo tanto, podemos concluir diciendo que el uso del teléfono móvil es totalmente contraproducente. En contra de lo que indican los sentimientos familiares, visitar a los participantes durante el programa es desfavorable y desaconsejable.

DISCIPLINA

Todos los alumnos deben respetar las normas de régimen interior, así como cumplir sus obligaciones en el colegio en cuanto a exámenes, asistencia y comportamiento y mantener una relación cordial y de respeto con la familia.

Si el alumno da muestras de un mal comportamiento bien en el colegio o con la familia, será puesto en “Periodo de Prueba” durante dos semanas. Si tras pasar este periodo su comportamiento no ha mejorado, será expulsado del programa.

La expulsión del colegio al que asista el participante por parte de la dirección del centro implica la automática expulsión del programa de SyG Educación.